Apple contra Samsung o inventores contra plagiadores

Hace unos días se dio a conocer la sentencia en el juicio de Apple contra Samsung, porque la empresa americana consideraba que la coreana plagia en sus aparatos Galaxy una parte importante de su software. Si conociéramos las actas judiciales de muchos juzgados, veríamos que ni es la primera vez entre ellos (el año pasado perdió Apple contra Samsung y tuvo que pagar las costas del juicio), y que las listas de denuncias por motivos tecnológicos es bastante elevada. Ocurre en todos los ámbitos, sea arte, música, arquitectura, diseño, etc. Unos inventan y los demás copiamos (si podemos).

La multa impuesta a la empresa Samsung asciende a 840.000 euros, o lo que es lo mismo, 1000 millones de dólares, pero hasta el 20 de septiembre, no se conocerá si en la sentencia se “obligará” a los perdedores a retirar sus aparatos “fraudulentos” del mercado. La sanción económica “pica” y para cualquier empresa significaría su disolución por quiebra, pero para Samsung, con un capital de ahorro superior a los 14.000 millones de dólares, pues pica menos. Quizás si se les obligara a retirar su última generación de galaxy, las pérdidas serían más considerables. En resumen, ¿daño económico? Si y no, porque si bien es cierto que se pueden permitir el pago de dicha sanción, es el mercado lo que cuenta y las acciones de Samsung en bolsa han bajado alarmantemente un 7,5 % el lunes pasado, día 27 de agosto, pero se ha ido recuperando en días posteriores.

Siempre tenemos de fondo la eterna cuestión de los Derechos de Autor y patentes. Encontrar una justa medida que satisfaga a todos es algo que siempre ha resultado imposible, por mucha experiencia y “salomones” que desde los tribunales intentan al interpretar la Ley. ¿No sería más sencillo modificar el copy right? ¿Por qué debe pagar Samsung y no las empresas plagiadoras en Europa, China y la India, entre otros? Y por otro lado, si el producto Apple, como los de Microsoft se establecen en monopolio exclusivo y no admite competencia, ¿qué hacen las empresas potencialmente competidoras? ¿Desaparecer, dejar que un producto monopolice al mundo? Lo dicho, hay que revisar lo del copy right.

Guardar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here