Baumgartner bate 3 récords en su caída libre

Este domingo 14 de octubre del 2012, el austríaco Felix Baumgartner ha inscrito su nombre en los anales de la historia de la humanidad batiendo 3 récords y asombrando en el mundo del deporte y de la ciencia, saltando desde un globo tripulado, situado a 39.000 m. de altura (primer récord). El segundo récord se batió al alcanzar el globo dicha altura de 39.068 m., estando el anterior imbatido desde 1960, donde se alcanzó 31.333 m. En la caída batió el tercer récord al superar una velocidad de 1.341,9 kilómetros por hora, siendo el primer ser humano que sobrepasaba la velocidad del sonido sin ayuda de ningún aparato mecánico.

La gesta se forjó en el desierto de Nuevo México, Estados Unidos y millones de personas pudieron seguir los acontecimientos en directo por Internet, ya que se transmitió desde Roswell. El globo tardó más de dos horas en ascender hasta la estratosfera. Una vez superado el reto de la altura, Felix Baumgartner abrió la escotilla de su módulo y saltó al vacío equipado con un traje similar al de los astronautas en el espacio. Tardó 9 minutos en posarse de nuevo en tierra, tras unos últimos 1500 m. de frenado con paracaídas.

La dificultad mayor en el ejercicio fueron esos primeros segundos de caída, cuya velocidad y violencia fueron tales, que Felix perdió el control de su posición durante un breve instante. Tenían previsto alcanzar en esos primeros 40 segundos los 1.136 km/h., pero fueron superados en más de 200 y Felix se vio en serios apuros. La Red Bull Stratos Project, organizadores del evento, nos cuenta que Félix nunca perdió el sentido de la consciencia y que siempre sabía lo que sucedía, según declaró personalmente tras la aventura.

Como dato curioso, puedo comentar la presencia de Joe Kittinger, el anterior recordman de hace 52 años, que desde la cabina de control, a sus 84 años de edad, iba siguiendo y animando durante el ascenso al austríaco, todo un detalle para alguien que iba a perder un título que mantenía desde hace más de 30 años. Otro dato a apuntar: los satélites de comunicaciones orbitan a menor altura que la alcanzada, es decir, a 36.000 km. de altura.

 

Guardar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here