El escandaloso sistema bancario

No hay semana que en los noticieros españoles, e incluso de casi todos los países del mundo, nos informen de algún acontecimiento relacionado con la banca y de sus manejos. Esta semana, le ha tocado al grupo Bankia, que se supone, asociaba en una sola entidad 9 grandes Cajas de Ahorros, todas ellas por separado con un gran capital y una cartera de clientes que bien gestionada,  podía resultar competitiva. Así que de esta nueva fusión, se esperaba conseguir la primera caja de ahorros de España y de las más fuertes de Europa. Pues resulta que no, que está en quiebra y que le va a inyectar el Estado inmediatamente 10 mil millones de euros y casi 120 mil millones a plazo medio/largo. A todo esto, dimite su Presidente Rodrigo Rato con una indemnización cercana a 1,2 millones de euros (en el 2011 cobró 2,34 millones). Y yo me pregunto: ¿De dónde sacarán para indemnizarle si la empresa está quebrada? ¿Y qué sueldo cobrará el nuevo presidente? ¿Será también un político?

La verdad, lo hacen todo tan descarado nuestros políticos. que ellos solitos se están buscando no sólo su desprestigio, sino la vergüenza de los ciudadanos. Porque nos dicen que se quiere resolver la situación económica, pero la verdad reflejada es muy distinta y peligrosa. Tenemos también que el Banco de España, con sus absurdos y contradictorios análisis, resuelve por ejemplo adjudicar la CAM, otra caja de ahorros que entonces estaba de las 3 primeras de España, al Banco de Sabadell por el módico precio de 1 eurito. Para todos los entendidos ha sido una operación lógica el que se venda algo valorado en cientos de millones por 1 euro, pero para el profano, y para el que no lo es tanto, nos parece otro “chanchullo” de nuestros políticos. Recuerdo que la CAM, al menos en la Comunidad Valenciana, aportó durante años el capital de la fracasada y sangradora obra de Terra Mítica, llevada siempre de la mano de políticos de la talla de Zaplana, Camps y compañía. Ellos la llevaron a la ruina y ahora se ha transformado en un banco llamado CAM que cobra intereses mensuales a los pensionistas por depositar allí su pensión, cuando hace un año solamente se cobraban las comisiones mínimas aprobadas en los convenios de las Cajas de Ahorros. El Banco de Sabadell actuando así, supongo que pretende ir “terminando” sencillamente con la clientela, con su antiguo “competidor” que era la CAM, e ir despidiendo y cerrando sucursales para “monopolizar” el mercado.

En fin, esto no es más que un comentario, pues da para llenar un tomo, se baraja la hipótesis de un gran cambio en el sistema bancario, se habla de un modelo a la “islandesa”, que es lo más parecido a la nacionalización de la Banca, pero mientras los políticos  saquen su tajada no lo permitirán. Deberíamos promover una Ley para que los políticos se dedicaran a su labor por el colectivo y no a “labrarse el porvenir” particular, que es lo que hacen casi todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here