La nebulosa “Cabeza de Caballo”

nebulosa Cabeza de Caballo

Las nebulosas son uno de los elementos del espacio que más curiosidad han causado siempre a los científicos de todo el mundo, por lo que ante el interés manifiesto, le han puesto nombre a muchas de ellas, como por ejemplo en el caso de la mencionada Cabeza de Caballo, de la que ahora se ha podido saber un poco más, gracias a la acción conjunta de algunas de las más importantes instituciones del caso.

En concreto, una vez que se ha utilizado para el caso el telescopio espacial Hubble de la NASA, y mediante la ayuda también de la Agencia Espacial Europea, se ha podido fotografiar de un modo mucho más directo esta nebulosa, obteniendo imágenes verdaderamente espectaculares, de lo que los científicos denominan un “caballito de mar que navega en un turbulento océano de polvo y gas”.

Además, esta noticia no viene sola, sino que lo hace de la mano del 23º aniversario del lanzamiento del famoso observatorio a bordo del transbordador espacial Discovery, que se llevó a cabo el 24 de abril de 1990, de forma que durante toda la semana en la NASA se han estado desarrollando eventos relacionados con los festejos del caso.

En este sentido, volviendo a las imágenes que han sido recientemente tomadas, debemos decir que las mismas llaman la atención específicamente dado que se pueden ver las longitudes de onda infrarroja de una estructura, de un modo en el que los científicos consideraban que iba a ser casi imposible verlo hasta dentro de varias décadas.

Allí, puede verse un elemento que según la descripción oficial de la NASA, está compuesto por “delicados pliegues de gas, muy diferente de la apariencia de la nebulosa en luz visible”, que es como se llama a la Cabeza de Caballo cuando la misma se pone negra y deja de divisarse mediante los telescopios básicos de la Tierra.

Guardar

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here