Un tren visto desde abajo – Los Bogies son lo principal

Es verdad, que si esperamos en el andén de una estación de tren, verás cómo lleva la unidad de tracción o UT por su vía, hasta estacionarse en posición para dar permiso de puertas y poder entrar en la cabina de pasajeros. Todo lleno de asientos, lugares donde colocar tu mochila, maleta o lo que quieras, pero ¿te has parado alguna vez a pensar, qué se encuentra debajo de esas cabina de pasajero?

Y es que pocas veces te habrás parado a pensar cuál es la parte mecánica del tren que pisamos una vez dentro y que hace que vayamos tan cómodos, dependiendo del estado, claro está, de la vía y sus railes.

Pues bien, debajo del compartimento de pasajeros y la propia cabina de conducción se encuentran los ejes del tren montados en un chasis denominado Bogie, compuesto por 2 o tres ejes dependiendo del modelo y los cuales pueden tratarse de bogies motor o bogies remolcados.

La diferencia que encontraremos entre ellos 2 sería  que mientras uno lleva motor, arenero, engrasador de pestaña y captadores, los bogies remolcados, que suelen ser los del coche intermedio, no los llevan. En cambio, sí que llevarán todos freno, tanto de disco como de zapata, aunque si todo funciona como debe, se suele utilizar el freno eléctrico o freno motor.

Pero lo que realmente hace que los trayectos sean lo más confortables posibles y, creedme si os digo que están en mal estado, se nota muchísmo en el compartimento de pasajeros, son los dos sistemas de suspensión, tanto primaria como secundaria, teniendo la primera el principal desempeño en absorber los desniveles de la vía, mientras que la secundaria en forma de balonas de aire comprimido, intentan que el pasajero vaya lo más confortable posible y que se adecúa dependiendo de la carga de la caja que reposa encima de la corona sobre dichas balonas.

Claro, todo esto que he explicado serviría para un tren destinado al transporte de viajeros, mientras que en un tren destinado a el transporte de mercancía, algunas cosas cambiarían, ya que el compartmento de viajeros se sustituye por vagonetas o por grandes vagones de carga. Y ni que hablar de los trenes levitados magnéticamente.

También es verdad que los bogies no son la única parte que encontraremos bajo los trenes, donde también es posible divisar depósitos de aire, conductor que reparten el aire por toda la unidad, captadores de información, grifos con desempeños varios e incluso parte eléctricas como son convertidores estáticos y que os nombro a modo de curiosidad, pero me parecía interesante saber cómo es posible que un tren sea capaz de absorber golpes o como son las rodaduras que van sobre los raíles, y es que estos monstruos con potencias superiores a más de 1000 CV, son todo un mundo en sus entrañas.

Imágenes: Todotren | Radio Bardino

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here