«Perruqueria», que si no, no me van a entender

Hoy en Mentes Curiosas…¡Huy, perdón!: Avui a Mentes Curioses tenim el plaer de … ¿Qué? ¿que no me entienden? Bueno, escribiré en castellano, porque es mi lengua materna, porque es con la que me siento seguro, porque es la que gana en vocabulario en mi registro mental, porque llevo 30 años escuchándolo y 27 practicándolo y porque podría seguir dando cientos de razones de por qué hacerlo. Sin embargo, vivo en Barcelona, una ciudad preciosa que me abrió las puertas y en la que desde que me establecí y empadroné aquí me ha dado la misma seguridad en todos los aspectos (incluso en el lingüístico).

Sin embargo hay algunas cosas que, a mi parecer, fallan; algunas cosas que me hacen enfadar y sentir mal (seguro que como cualquier otra persona que viva en otra ciudad encontrará cosas que no sean de su agrado). Amo la lengua como vehículo de comunicación, es algo esencial para el entendimiento, por ello estoy tratando de convertirme, con mucho esfuerzo, en experto de ella.

Estoy más que a favor de la diversidad lingüística de cualquier país y, es más, siempre dije que me hubiera encantado desde pequeño aprender catalán, euskera, gallego, francés (además del inglés) o cualquier otra lengua que me sirviera para ampliar mis conocimientos en lugar de haber estado sometido a asignaturas como religión (católica, claro), que lo único que hizo fue retrasar todas esas horas de estudio de cualquier idioma útil. (Sigue leyendo la opinión tras el salto).

A mis treinta y pocos años de edad lo estoy haciendo, aprendo catalán básicamente por mi interés en la filología, y lo disfruto. Sin embargo, hay veces que los que mueven los hilos desde más arriba me ponen muy furioso, y creo que no es por algo político, ¡qué va!;  mis enfados puntuales vienen cuando se atenta a la libertad que uno tiene de expresar, sobre todo porque vivo en una comunidad autónoma donde hay dos idiomas oficiales: el catalán y el castellano.

Es por ello que me parece algo absurdo la persecución que se hace a los comercios que anuncian sus servicios en un idioma que no es el catalán. Si estamos en una ciudad donde comunacarse en castellano o en catalán es posible, ¿por que uno no puede rotular el anuncio de su negocio si le apetece en castellano? ¿por qué esa persecución a los locales que escriben «peluquería» en lugar de «perruqueria«, o «jamones» en lugar de «pernils»?

No lo concibo, se escapa de mi entendimiento, en primer lugar porque ambos idiomas son oficiales y ambos rótulos deberían ser aptos, en segundo lugar porque si nos ponemos a analizar las cosas, Barcelona es una ciudad que, como Madrid, está repleta de gente de otros lugares del país o del extranjero, y en tercer lugar, no lo concibo porque me parece una total falta de respeto al ciudadano, una mordaza que impide la expresión. ¿Acaso yo no puedo abrir una academia de inglés y anunciarme en inglés si me apetece? ¿Acaso hay algo más extravagante que un restaurante de comida árabe con un rótulo en catalán?

Por favor, estamos en una ciudad que presume de liberal porque puede (eso es verdad), porque se lo ganó a pulso en su día, así que no tiremos todo por los suelos prohibiendo cosas, a mi parecer,  ridículas. Sigamos avanzando hacia la pluralidad y no encerrándonos en algo que hace sentir mal a mucha gente. Pero claro, todo esto no es más que la humilde opinión de un estudiante de lengua y literatura extranjera.

Para los lectores que no estén al tanto de esta ley que obliga a los comercios a poner como mínimo en catalán sus rótulos, les invito a leer este artículo.

«Saludos y gracias por leernos»,  o lo que es lo mismo, «salutacions i gràcies per llegir-nos».

12 Comentarios

  1. Que pesaditos ya con el tema…a ver, es fácil de entender, cuando uno abre un negocio puede…

    A – Recibir subvenciones de la Generalitat a cambio de rotular en los idiomas que quieras, pero debe estar el catalán entre ellos (por eso recibes la subvención).

    B – No quieres subvenciones, entonces puedes rotular en los idiomas que quieras. Y no hay ningún problema.

    Vaya ganas de crear polémica, supongo que con artículos como este lo único que se busca son más visitas, porque de polémica no hay ninguna; si quieres una subvención tienes que ceñirte a las condiciones para recibirla, no hay más. Siempre tienes el recurso de NO recibir un duro de subvención y rotular SOLAMENTE en castellano, inglés o swajili.

    • Hola Gunner. Ante todo gracias por molestarte en aportar a la entrada tu opinión. Es bienvenida, pero siento decirte que no pretendo con esta entrada ganar visitar, y ni mucho menos polémica. Creo que el punto de la entrada y hacia dónde está dirigida está claro. No sabía lo de las subvenciones, tenía entendido que cualquier negocio estaba obligado a hacerlo. No estaría mal, por lo tanto, ver dónde se explica esto. Saludos

  2. Lo que dice Gunner es cierto, vi un reportaje en el 33 sobre eso aunque no recuerde el nombre.

    Por otra parte hoy he visto el Documental «Ciudadanos de segunda». Hay algunos hechos ciertos pero manda cojones como llegan a mentir y a soltar conclusiones exageradas por unas tonterías y como dos padres que no quieren que su hijo aprenda catalán (que me dices, por favor, a que se debe tamaña tontería) dicen que están obligados a aprenderlo.

    Es más, nos tachan de incultos y de cerrados cuando somos los que tienen dos culturas.

    En definitiva, hay mucha demagogia barata en este tema y eso me hace valorar tu opinión, clara y segura aunque no hayas sido bien informado del todo. =)

    • Gracias por tus palabras Hat. Pero insisto en que sería muy positivo dar con esa normativa que da la libertad a rotular en los idiomas que quieras (obtengas ayudas económicas o no). Hasta ahora yo tengo entendido que es obligatorio que aparezaca el catalán en los rótulos… Gracias de nuevo

  3. Pues la verdad, en Barcelona si hablas en catalán no te entiende en buena parte de tiendas, bares o restaurantes. Si vas al cine, hay 2 películas en catalán contra 98 en castellano, si compras el periódico, revistas o libros la diferencia es abismal, la calidad del catalán va de mal en peor debido a la fuerte influencia del castellano. Los inmigrantes que llegan aprenden castellano y no catalán. Aquí hay gente que lleva 50 años y no tiene ni idea de catalán. El franquismo lo prohibió y eso pesa mucho aún en los catalanes. En definitiva por mi experiencia el catalán se está muriendo lentamente pero de manera inevitable. El catalán es mi lengua materna y me sabe mal ver como enferma… Pero somos muy malos porque obligamos a poner letreros en catalán. El estado español, como el suizo, debería entender las lenguas como riqueza y no provocar su desaparición. Que sabéis del resto de España del catalán y de nuestra manera de ser? Poca cosa y distorsionada. ¿Habéis escuchado algún cantante en catalán en TVE, Tele5 o Antena 3 últimamente, en alguna radio, alguna reseña en algún periódico? Nada de nada, solo para decir que somos muy malos porque queremos matar al castellano… anda ya… no jodamos… Es como acusar a los indios del Amazonas de poner en peligro el portugués. Joder, joder y joder… Pero es que nadie puede analizar el tema con un mínimo sentido común. Yo no tengo ningún ansia imperialistas. Simplemente quiero, y creo que así lo quiere la mayoría de catalanes, que nuestra lengua y cultura puedan seguir existiendo. ¿No hay nadie en el resto de España que comparta esta visión del tema? La cultura española y su lengua es muy, pero que muy potente a nivel mundial, ¿de verdad creéis que el catalán representa un peligro? Lo de los letreros… pues a mi también me gustaría no tener que hacer estas cosas como a las mujeres también les gustaría que no hiciera falta la discriminación positiva, pero es que si no existe un desequilibrio tan acojonante que se tiene que compensar de alguna manera. Porque en vez de poneros con el tema de los letreros no salís a la calle para exigir que los catalanes puedan ser atendidos en catalán cualquier comercio de Barcelona o que puedan ver cine en su lengua, o leer periódicos o que en España se promocione la música y el conocimiento de la cultura catalana. No, eso no… preferiis que hagamos como los africanos… morir en silencio y sin molestar. ¿Qué queréis, que haya libertad para poner letreros en la lengua que cada uno quiera? En Valencia hay esta libertad. Mirad en qué idioma están los letreros, mirad como está el valenciano. En Perpiñán también hay esta libertad y el catalán ha desaparecido. Dale libertad a un gladiador para elegir entre una espada y una margarita mustia. ¿a ver que escoge? Porque no elimináis las subvenciones al cine español para que haya más libertad a ver qué pasa con él. Estáis luchando contra Hollywood, venga valientes, a pelo, sin subvenciones a por ellos!!!

  4. Per fòrça arrasons, no sò d’acòrd damb era tua opinion.

    Sigatz coma serà, non me hè gòi entrar ara en era polemica. Solament arrebrembar, per enèsim còp, qu’en Catalonha non i a solament 2 lengües oficiaus, mès 3: catalan, occitan (aranés) e castelhan; es dues prumères pròpries e era tresau imposada.

  5. Mis felicitaciones, me encanta Barcelona y creo que las veces que he ido últimamente denoto cierto cansancio de la gente por todo esto, aunque en honor a la verdad he de decir que no he tenido ningún problema en la relación con los catalanoparlantes; me han respondido siempre en castellano y con una sonrisa, incluso alguna vez me he disculpado por lo hablar catalán, aunque lo suelo entender bastante bien y entonces la sonrisa se ha convertido en cordialidad: seny/corcura un patrimonio de Cataluña. Un abrazo a todos desde Extremadura

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here