opiaceos

El cerebro premia con opiaceos el conocimiento

Me recuerdo desde niña disfrutando con el placer de conocer, de saber cada vez más cosas, con un deseo inagotable, que aun conservo, de conocimiento que no lo encontraba en otras actividades más lúdicas...