Placebo, ese dios tan discutido e inquietante

Existen misterios que todavía a día de hoy siguen dando más de un quebradero de cabeza a la comunidad científica internacional. Si, durante un tratamiento, a un enfermo se le administra morfina y el último día, sin decirle nada, esa dosis es sustituida por una solución inocua o no apta para curar su enfermedad, el paciente encontrará igualmente un alivio al serle inyectada. Aunque muchos psiquiatras, médicos y profesionales han elucubrado y desarrollado amplias teorías sobre este efecto, a día de hoy todavía no se sabe a ciencia cierta dónde está el origen de semejante fenómeno.

¿Conoces algún otro ‘efecto placebo’ en el que intervengan sustancias concretas? Por ejemplo, a una persona que conozco le sucede con el café. Ella toma descafeinado, siempre, sin cafeína, pero alguna que otra vez ha tomado café normal y, al no decirle nada y hacérselo pasar por café del primer tipo, ha seguido durmiendo a su hora y la cafeína no le ha quitado el sueño. En cambio, cuando ha sido consciente de tomarlo con cafeína, siempre ha acabado con los ojos abiertos de par en par hasta altas horas de la madrugada.

Cuestión psicológica o no, está claro que todavía queda tiempo para que por fin se dé una explicación universal a este fenómeno. Si nunca has tenido constancia de un caso similar, haz la prueba con alguna sustancia normal, como el café, verás como surte el efecto que te he descrito.

Foto: soisdioses.com

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here