Alérgicos a las redes Wi-fi, literalmente

El WIFI es una de las tecnologías de comunicación inalámbrica más utilizadas en la actualidad. También llamada WLAN, el WIFI nos permite estar conectados sin necesidad de cables, gracias a que trabaja mediante ondas electromagnéticas.

Restaurantes, hoteles e incluso en casas particulares, este tipo de conexión está ganando fuerza con el paso del tiempo y prácticamente en cualquier sitio podemos encontrar WIFI. Pero, ¿qué pasaría si fuéramos alérgicos a este tipo de conexión? Aunque parezca una barbaridad, tal cosa puede hacerse realidad.

Al menos es lo que afirman desde el Hospital Clínic de Barcelona, donde algunos especialistas han realizado diagnósticos a más de 100 personas que presentaban trastornos provocados por este tipo de conexión. De hecho, se calcula que la sensibilidad al WIFI pueda afectar a una de cada 1000 personas.

Los síntomas van desde vómitos, dolores de cabeza, migrañas, irritabilidad o insomnio a inflamaciones en la piel de la alergia. Todo ello pueden causar las ondas electromagnéticas que generan las redes de conexión inalámbrica. Técnicamente, no se trata de una alergia a estos campos magnéticos, más bien se conoce como una sensibilidad.

La mayoría de afectados, no obstante, tiene antecedentes de sensibilidad química o está expuesta a una gran cantidad de ondas electromagnéticas por motivos laborales. Para evitar esta “alergia” se recomienda lo lógico, evitar en la medida d elo posible una exposición intensiva a estos campos electromagnéticos.

Vía | fayerwayer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here