Supersticiones: Abrir el paraguas dentro de casa

Cualquier supersticioso tendría mucho cuidado en atreverse a abrir un paraguas dentro de casa o de un recinto cerrado. Y no se trata de temer darle a alguien en la cara con una de las varillas metálicas del utensilio, se debe a que existe la creencia de que hacerlo comporta mala suerte y desgracias.

A pesar de que los paraguas no fueron introducidos en Europa hasta el siglo XVII, la superstición y el atribuir mala suerte al abrir el paraguas dentro de casa remonta a tiempos más antiguos. Los reyes africanos y orientales los usaban como sombrillas para protegerse de los rayos del sol, considerado a su vez un símbolo divino. Así, cuando alguien abría el paraguas en un lugar donde no había sol, sombreado, se consideraba todo un sacrilegio.

También se asociaba el paraguas a la mala suerte con el hecho de que al llegar estos a Europa eran usados casi en exclusividad por los curas, cuando oficiaban misas de difuntos y se protegían del mal tiempo con ellos.

La explicación más lógica, sin embargo, remonta a las dificultades técnicas que presentaban los primeros paraguas. Éstos tenían los resortes tan duros que se hacía muy difícil abrirlos y, a menudo, alguien resultaba herido, por ello no se quería que se abrieran en recintos cerrados.

Claro que no dejan de ser supersticiones y, por si acaso, algunos seguro que evitan abrir paraguas dentro de casa, colocarlos sobre la mesa (auguran discusiones) o hacerlos girar (espantan la buena suerte).

Vía | es.madritel

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here