Bancos y Cajas se equiparan

El Presidente del Gobierno español, el señor Rajoy, en su comparecencia de hace unos días ante los medios, y bajo el contexto de otro más de los argumentos sobre la postura a seguir con la Unión Europea, que no es otra que mendigarle a otro mal gestor de la economía mundial, el Gobierno alemán, ha afirmado que sin los bancos no podemos sobrevivir (o subsistir, término parecido y que también ha usado). Y tiene razón, sin los bancos los políticos no pueden terminar su carrera enriquecidos hasta las cejas. Porque una cosa está clara: la inmensa mayoría de los ciudadanos del mundo podemos subsistir sin los bancos, ya que estamos sin ahorros o vamos camino de perderlos, o sencillamente sin trabajo. Y por otra parte, los bancos ya no van a activar la economía de ningún lado, ni de ningún país ni de la Unión Europea, así que continuarán su política de “inyección” a las bravas, es decir, directamente ingresar de los gobiernos en su estrategia de coacción al sistema monetario imperante.

Y como no es suficiente con los Bancos, son ahora las Cajas que aprietan más todavía imponiendo al usuario nuevas medidas que las equiparan definitivamente con cualquier Banco e incluso las superan en comisiones, a menos que seas pensionista o tengas tu nómina domiciliada. En definitiva, cualquier ciudadano que ahora quiera abrir una libreta de ahorro, sea para su hijo, para ahorrar para sus vacaciones, o una cuenta de ahorro personal, no sólo pasará por la vejación de un interrogatorio sin precedentes sobre toda su vida fiscal (por si al “mileurista” se le ocurre malversar fondos de dichos 1000 euros que cobra), sino que estamos sometidos a unas condiciones también sin precedentes: ni siquiera en la Edad Media, los usureros cobraban tanto dinero por guardar el nuestro.

Un ejemplo de las nuevas condiciones de una Caja de Ahorros:

Comisión trimestral de mantenimiento:                                 9 €  (antes inexistente)

Comisión por reclamación, descubiertos:                             35 € (antes 30)

Comisión por aplicación manual de adeudos domiciliados   0,50 € (antes inexistente)

Servicios:

Por ingresar un cheque en otras entidades:           1      € mínimo

Transferencias internas presencial en oficina         0.50 € mínimo

Emisión de transferencias                       0,30 %     3      € mínimo

Em. Orden de pagos gastos                    0,40 %     8     € mínimo

Transferencias externas urgentes           0,30 %     30   € mínimo

Giros en efectivo                                      0,40 %     8     € mínimo

Nuevas condiciones medios de pago:

Tarjetas a débito:

Cajeros 4B, red 6000                               4 %          2,40 € mínimo

Cajeros otras redes en extranjero           4,5%         3,50 € mínimo

Disposición a crédito:

Cajeros otras redes en extranjero            5 %          5 € mínimo

Exceso límite de crédito                            1 %          3 € mínimo

Telepeaje-Cuota de sustitución                                34 €

Cuota anual de mantenimiento:

Tarjeta débito (Electrón)                            20 €

Tarjeta Crédito Visa Classic                      35 €

Tarjeta Flexia                                             25 €

Tarjeta Visa Oro                                         50 €

Tipo de interés demora en t. crédito          2,08 % mensual

Comisión por recibos impagados               35 €

Las fuentes consultadas son ruralcaja, CAM (que ha dejado de ser Caja) y otras entidades que aplican desde este mes estas nuevas condiciones a sus clientes. Si un asalariado debe hacer frente a pagos de impuestos, a los derivados de vivienda, alimentación, vestido, electricidad, agua, etc., y ahora nos impiden siquiera ingresar los pocos euros que quedan, porque se lo quedan los bancos y Cajas, tiene mucho trabajo este país alemán, motor de nuestra economía, pues ya se le suman a miles los vagones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here