Hielo- uno de los prodigios del agua

Si tenemos sed bebemos agua. Para quitar la suciedad lo hacemos disolviendo detergente en agua. Si hace calor nos refrescamos con el agua. Una visión relajante y evocadora de gratos y a veces románticos recuerdos nos la  proporciona el agua del mar. Nos relaja el sonido del correr del agua en los ríos. Lo sabemos todo sobre el agua o eso creíamos.

El agua es esa conocida tan desconocida que incumple las leyes que el resto de sustancias sigue literalmente , los científicos están descubriendo cualidades del agua que no imaginaban y realmente son expectaculares.

Uno de estos fenómenos es su paso de lìquido a sólido, el hielo.

Los cuerpos al cambiar de estado sufren modificaciones en la distancia de sus átomos o moléculas. Una cuerpo líquido tiene sus partículas en movimiento  resbalando y deslizándose unas sobre otras en total libertad. Al  bajar su temperatura, de forma natural o artificial, estas partículas van perdiendo movilidad  tendiendo a adoptar una posición fija y ordenada en formaciones regulares de filas o columnas. Las partículas se apiñan unas contra otras, con muy poco espacio entre medias, esto aumenta su densidad, se ha convertido en sólido.

La fase de solidificación va aumentando la densidad de los cuerpos haciendolos más pesados que los líquidos. Esta ley es incumplida por el agua.

El agua pura a partir de los 4ºC  y la salada a -2º, deja de seguir la ley, adquiere su máxima densidad y a partir de ahí, empieza a dilatarse progresivamente, ya que, sus moléculas se disponen en una formación especialmente extendida, que deja muchos huecos entre las partículas. El resultado es un sólido menos denso que en estado líquido y por lo tanto flota. Cualquier trozo de hielo flota con una décima parte por encima de la superficie y nueve décimas por debajo.

Cual es la importancia que tienen esta cualidad para la vida. El hielo que se forma en el agua marina flota sobre la superficie aislando las capas inferiores, impide que escape el calor y manteniene estas en estado líquido lo que permite la vida. Si el hielo fuera más denso que el agua, se hundiría dejando una capa de agua encima, que a su vez se congelaría también. El hielo del fondo no tendría posibilidad ninguna de coger calor del Sol y fundirse lo que llevaría a que  las reservas acuáticas del planeta estarían casi todas congeladas. Las consecuencias imposibilitarían la vida como la conocemos. Sequias, mayores desiertos, menos vegetación, etc.

Un ejemplo de la inteligencia del agua.

muri, un beso

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here