Laramidia ofrece nuevos descubrimientos

¡Y es que no para!, el descubrimiento de nuevas especies de dinosaurios están constantemente saliendo a la luz. Así que están de suerte los paleontólogos actuales y futuros, pues parece que esto no tiene un final próximo.

En septiembre del 2010, ya hace un año, paleontólogos useños decidieron ir a buscar dinosaurios a la zona sur de lo que fue en el Cretácico (entre 66 y 99 millones de años) el continente isla Laramidia.

Laramidia era una isla continente formada por lo que hoy son Montana, Wyoming, Utah, Nuevo México, Alaska, Texas occidental y las provincias canadienses de Alberta y Saskatchewan.

Entonces un mar poco profundo inundo el centro de lo que hoy conocemos como el norte del continente americano dando lugar a dos masas de tierra, al oeste Laramidia y al este Appalachia.

El caso es que los paleontólogos llevaban, desde hacía medio siglo, descubriendo todo tipo de dinosaurios al norte de Laramidia pero no se daba es continuidad en la zona norte.

Se pregutaban cual podría ser la razón para que los dinosaurios no se encontraran en la misma proporción al norte, tal vez algún tipo de barrera natural, como montañas o rios, fuera la que impidiera el intercambio entre las especies.

Según explica el encargado  e investigador del Museo de Historia Natural de Utah, Scott Sampson,»pero no tenemos ninguna evidencia de tal cosa», dijo Sampson. «Eso significa que tal vez estas zonas estaban separadas por la ecología, con plantas diferentes que se encuentran en ambas regiones, que a su vez estimularía diferentes grupos de herbívoros para evolucionar y diferentes grupos de carnívoros».

 

En la última década la suerte ha cambiado, los científicos han elegido para realizar sus investigaciones el Monumento Nacional Grand Staircase-Escalante donde han encontrado más de una docena de especies de dinosaurios.

La razón de que no hubieran llegado antes a esta zona son las extremas condiciones climáticas que se encuentran en esta zona, casi 2 millones de hectáreas de un seco y terrible desierto. Tan extremo que los habitantes de la zona prefieren rodearlo antes que atravesar por él.

Uno de los lugares donde excavaron los investigadores se encontraba a 40 km de la carretera asfaltada, por lo que la dificultades de transportar no solo el agua y la comida sino los martillos neumáticos, el yeso con el que confeccionar las camisa de portección de los restos encontrados y todo lo necesario para realizar una excavación competente tuvo que hacerse por medio de helicopteros. Comentaba Scott Sampson para la revista Live Science.

Los paleontólogos han descubierto una variedad de otros dinosaurios herbívoros y carnívoros grandes y pequeños. También una gran variedad de fósiles de plantas, restos de insectos, almejas, peces, anfibios, lagartos, tortugas, cocodrilos y mamíferos, ayudándoles  recrear este antiguo y pantanoso ecosistema en su totalidad.

Pero el misterio de por qué ocurrieron estas divisiones, que han dado lugar a una especie de provincias, se mantiene. También está el enigma de cómo tantos animales gigantes puedieron vivir en un área relativamente pequeña quizás la comida era abundante, o tenían que comer menos que los grandes herbívoros hoy en día, no se sabe.

«Ahora tenemos que tratar de poner juntos los datos del mundo de los dinosaurios, para entender los ecosistemas en los que vivian», dijo Sampson. «Su mundo era similar en muchos aspectos al nuestro, pero en algunos aspectos era radicalmente diferente, y tal vez tengamos que replantearnos algunas de nuestras suposiciones básicas de cómo estos animales de grandes cuerpos vivieron».

Fuente: csmonitor

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here