Monográfico, comedores de carne cruda, los inuits, última

Religión

Creen en un Ser Supremo, denominado «Tornarsuk»,  que es el origen de todo conocimiento aunque no de todo lo creado. Mientras que la fuente de la vida material, la creadora del Universo, esta representada por otro ente que llamaban «Arnarkuagsak». Debajo de la Tierra había, según ellos, un vasto y anchuroso espacio y en ese mundo inferior gozaban el alma de los justos.

Practicaban actos religiosos donde jóvenes y ancianos, varones y mujeres, grandes y pequeños rendían a su manera culto a los dioses, por medio de ayunos, confeccionando un tipo de trajes que vestían en ciertas ocasiones, con su trabajo o realizando ofrendas  en sus viajes sobre todo para evitar todos los peligros.

En las ceremonias de los inuit, los hombres danzaban con máscaras de madera que representaban los espíritus o seres dotados de fuerzas sobrenaturales, como las veían en las visiones de los chamanes. Las mujeres llevaban, en cambio, máscaras en miniatura en los dedos (réplicas de las máscaras de los hombres) para centrar la atención en sus ondulantes gestos de las manos.La música entre los esquimales tiene sobre todo propósitos religiosos.

Los esquimales de Groelandia eran casi espiritualistas, atribuían alma a las personas y a los animales de modo que  antes de y después de la disolución de la materia podía el alma transmigrar a su libre albedrío; que ya pasaba del hombre muerto al hombre vivo, ya del hombre vivo al hombre muerto.

Suponían que el alma era capaz de ser herida y ser hecha pedazos y susceptibles las partes de volver a reunirse dejándola como intacta. Hasta opinaban que podía ser la transmigración parcial , cosa jamas oída a finales del siglo XIX en ninguna de las creencia que afirman la existencia de la reencarnación.

En las almas ya libres de los cuerpos veían los groenlandeses a sus primeros «inuas» o genios que habían poblado la tierra, el mar y el cielo. Los groenlandeses, poblaron la tierra y el mar,de seres fantásticos o dando a seres reales extraordinarias y maravillosas aptitudes y formas.

Cuando alguna persona estaba enferma de peligro de muerte, lo ponían en otra casa o la dejaban en la propia y se traslaban a alguna de sus deudos. Los esquimales de la región central envuelven a los muertos en pieles, mientrás que en las islas aleutalianas se embalsamaba a los cadáveres.

El esquimal no teme a la muerte, pero si a los muertos es por eso que toma precauciones el enterrador.

genio inuit

Leyendas, genios y monstruos

En sus leyendas hablaban principalmente de los «inguersuits», de quienes decían que habitaban en las orillas del Océano y los dividían en los de abajo o los de arriba, o para mejor entenderlo en malos y buenos.

Se parecían a los malignos inguersuits, los «kajariaks», que se les suponía en alta mar, lejos de las mas apartadas pesquerías. Habían otros genios en los mares, los «Kungusutariaks», ávidos de carne, principalmente de colas de zorro y querían dominar los Oceános hasta los genios terrestres.

miedos

Tal vez por esto no se atrevían a perder jamas en sus navegaciones la vista de la playa.

De uno se esos monstruos que denominaban «Havstramb», se decía, que cuando se levantaba de las olas se podía asegurar que no tardaría en estallar la tormenta. Había otro monstruo que denominaban «Margige», de abultado rostro.

Se menciona también, unos osos, que vivían en los desiertos de las islas y bajaban alguna vez al mar arrastrados por los ventisqueros y eran estos animales de maravillosa estatura y refinada astucia, calvos y a medida que envejecían se iban encubriendo de una espesa costra de hielo.

Atribuían a los animales la facultad de transformarse en hombres.  Veian en las focas poderes sobrenaturales. Tenían también gigantes y arpías y eran las arpías, las gaviotas, llamadas «troldkómeres».

Concedían también poder sobrenatural a ciertas personas, como los «Kivigtoks», que no eran malos por naturaleza, pero ejercían a veces sobre las demás personas horrendas venganzas, siendo los peores los «bugiaks», abortos de punible y dañado coito o los «piarkusiaks» que eran niños.

Figuraban también entre los seres extraordinarios a los dementes.

Espero que hayais disfrutado como yo de toda esta información.

mury, un beso

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here