La sífilis no la trajo Colón

La sífilis una enfermedad de transmisión sexual, causada por el traspaso de un parásito llamado Treponema pallidum, no la trajo Colón.


Los estudios realizados sobre el origen de la sífilis les llevaba a los científicos a identificarla siempre en fechas posteriores a las llegada de Colón de las Indias.


Terminó siendo Colón el culpable del transporte y llegada del parásito que tantas muertes causó hasta el descubrimiento de la penicilina.

Sabemos que los científicos no se quedan quietos y siempre  andan descubriendo una tumba por aquí, otra por allá. En una de estas exhumaciones a las afueras de Londres, en un hospital llamado Sta Mary Spital, fueron desenterrados e investigados varios cadáveres.

Siete de estos mostraban, claramente, síntomas óseos característicos de la sífilis. Uno de ellos eran un niño, no se ha determinado el sexo, sobre los 10 años que presentaba un cráneo, cuya apariencia era, similar a un campo de cráteres cusados por la enfermedad que le debieron causar tremendos dolores.

Las dataciones se realizaron a través del c 14 dando unas fechas para dos de los cuerpos , entre ellos el niño, pertenecientes al 1200 o 1250. Y otros cinco cuerpos con fechas entre 1250 a 1400.

Brian Connell, osteólogo del Museo de Londres que ha estudiado los esqueletos con ayuda del radiocarbono 14, dijo no tener duda alguna de que datan de antes del viaje de Colón.

“Estamos seguros de que Cristóbal Colón no tuvo nada que ver con la aparición de la sífilis en Europa”, afirma Connell, que confía totalmente en la datación de esos restos humanos.

Según Connell, anteriores descubrimientos en Europa de huesos con huellas aparentemente sifilíticas no habían permitido llegar a una conclusión tan firme.

“O el análisis efectuado con ayuda del radiocarbono no era lo suficientemente preciso o el diagnóstico (de sífilis) no estaba tan claro. Pero este descubrimiento pone fin a la teoría de que Colón fue quien importó la sífilis”, afirma tajante el investigador.

Según Connell, el hecho de que la primera epidemia bien documentada se produjese tras la vuelta de Colón de su primer viaje fue seguramente una pura coincidencia.

“La gente buscaba a alguien a quien echarle la culpa. Los ingleses la llamaron viruela francesa y los holandeses, viruela española. Cada cual culpaba al otro”, dice el osteólogo.

 

Fuente. elmundo

Mury, un beso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here