Bombillas Bio-Light

Ya hay mucha gente que sabe que una bombilla fluorescente  consume un 80 por ciento menos que una incandescencia, la de toda la vida, y que  dura unas seis veces más.

¿Pero a quién le preocupa la calidad de la luz? Como seres vivos necesitamos que la luz artificial se parezca lo más posible a la radiación del sol. Esto quiere decir técnicamente que el color de la luz debiera ser igual o superior a 880 (1000 es el color de la luz del sol).

Un fluorescente normal tiene un índice de 827, lo que significa que su espectro lumínico es muy limitado. Las fluorescentes compactas Narva Tronic Bio-Light ofrecen un índice 960 que corresponde a una luz clara, que actúa como una auténtica fuente de energía y bienestar. Se recomiendan en lugares de trabajo porque reducen el estrés y los dolores de cabeza y favorecen la concentración.

La bombilla Bio-Light está disponible en 20W (que se corresponde a 100W de una incandescente normal) y cuesta 28€. En España su distribuidor es: El Granero Integral 902 18 07 93

Fuente: Bien-et-Bio.

mury, un beso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here