Cerio, solución a las células de combustible.

La tecnología para colocar tanques de urea en los vehículos existe desde el año 2010, creada por la empresa japonesa Honda. Un problema menos para el empleo de la orina como carburante.

Muchas son la empresas del motor, BMW, Mercedes Benz, GM, Ford ,Toyota, que  tienen a sus ingenieros trabajando en sus prototipos de coches impulsados por hidrógeno.

Por lo que parece los mayores problemas los encontraríamos en

  1. La ausencia de infraestructura para la recarga de los tanques de hidrógeno. Pero ya sabemos que si hay pasta por medio, esto irá raudo y veloz en cuanto los coches este disponibles.
  2. Otro de los problemas a superar se encuentra en las propias células de combustible de hidrógeno. Las cuales emplean para su funcionamiento una gran cantidad de platino, un metal precioso más caro que el oro.

Pero que no nos preocupe, porque parece que esto no tiene ya vuelta atrás, ya que una investigación publicada esta semana en la revista Science nos cuenta que ya hay un equipo puesto a ello.

Los investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos, en EU, desarrollaron un catalizador libre de platino. Como sustituto han empleado el cerio, un elemento casi tan abundante como el cobre, que es capaz de tomar la energía solar y utilizarla directamente.

Pero no son los únicos, en California otro equipo está trabajando con el oxido de cerio para conseguir energía.

El proceso desarrollado por Sossina Haile, ingeniera química y experta en ciencias de los materiales, del Instituto Tecnológico de California (Caltech), y sus colegas, podrían hacer esto posible.

Han obtenido, mediante este proceso, monóxido de carbono (CO) y/o hidrógeno gaseoso  H2, que puede ser usado para alimentar a células de combustible de hidrógeno.

Fuente: Scitech News via noticias de la ciencia

mury, un beso

Ir arriba