Reparación de tuberias de alcantarillado sin obras

¿Por qué seguimos sufriendo las reparaciones de las tuberias de alcantarillado  a base de levantar las calles, con maquinaria pesada, cortando las calles y tardando la intimerata, cuando existe un método que puede evitar todo esto?.

Me senté el lunes frente al televisor a ver un documental del canal de Historía sobre el deterioro de las estructuras, entre otras las tuberías de agua limpia y de alcantarillado, cuando veo como en una ciudad de USA reconstruyen una tubería, mediante poliéster recubierto en polietileno con una resina epóxica, sin abrir ninguna zanja, sin maquinaria pesada en mitad de las calles y sin interrumpir las actividades de los ciudadanos.

Claro pensé estos useños (USA) son increibles, como se buscan de bien la vida, voy a informarme un poco sobre esto. Y qué me encuentro, pues que es una técnica europea creada , y agárrate, en 1980, empleada en más de 50.000 km en Inglaterra, Alemania, Japón y USA.

Osea, que llevan más de 30 años para mejorar el método y ya sabemos que es, hoy, un tiempo más que considerable para comprobar que ha funcionado, mejorar los problemas que hayan podido surgir, y evolucionarlo.

Y mientrás aquí con las zanjitas, estropeando el pavimento recién instalado, etc, etc.

Como funciona.

El sistema de rehabilitación sin zanja utiliza el conducto existente como una camisa receptora para la nueva tubería, provocando una menor alteración ambiental que el método tradicional de excavación y reemplazo.

“Primero se hace una inspección de la tubería y se diagnostica su estado utilizando cámaras de circuito cerrado de televisión. Luego se hace una limpieza especializada para remover incrustaciones”, explica Juan Carlos Daza, director del proyecto ‘Renovación Sin Zanja’ de PAVCO, empresa que lidera su aplicación en Colombia.

Posteriormente, “utilizando un poliéster recubierto en polietileno con una resina epóxica se crea una manga que por medio de presión de aire es empujada a lo largo de la tubería existente”,  una vez recubierta, la tubería se endurece  y pasa de una propiedad líquida a sólida, convirtiéndose en un tubo nuevo dentro de otro ya existente.“Esto se hace por medio de temperatura, se empuja con aire a presión frío, pero para el proceso de curado se utiliza vapor de agua a 82 grados centígrados y dependiendo de la longitud del tramo intervenido, el proceso puede durar entre 3 y 4 horas”, concluye Daza.



Así de sencillo, así de barato, así de nada molesto.

Por lo que insisto en la pregunta del principio, ¿es que somos más tontos que los demás?, ¿que misterio hay detrás?, No lo entiendo, he vivido en persona una obra de tuberías en el tramo que iba desde mi casa al colegio de mis hijos todos los años de su vida estudiantil en primaria y eso han sido  12 años de obras año tras año desde 1994.

Es decir,  14 años después de ser descubierto el método de reparación sin zanjas. ¡Increible! no, cierto.

Fuente: construdata

mury, un beso

 

Ir arriba