Chocolate para calmar la tos persistente

La llegada del invierno suele dejar a su paso cargantes y molestos resfriados con los que tenemos que convivir día y noche durante días. Por mucho que nos digan nuestras abuelas, no basta con abrigarse bien y tomar vitaminas por la mañana, por lo que está bien tener presentes algunos remedios para paliar los síntomas del catarro.

Una buena solución para calmar la tos persistente que no nos deja dormir puede ser el chocolate, ese placer prohibido. Y no lo dice Txumari Alfaro en ‘La Botica de la abuela’, así lo afirman científicos británicos que están realizando investigaciones con una sustancia llamada teobromina, presente en el cacao.

Un fármaco (BC1036) basado en este componente químico del cacao, compuesto básico del chocolate, está comenzando a dar resultados eficaces contra la molesta dolencia. Aunque el medicamento aún está en fase experimental, éste actua inhibiendo el nervio vago y frenando así la tos persistente, algo que mejorará la calidad de vida de los pacientes que la padecen.

La habitual sustancia que se emplea para frenar los síntomas de la tos persistente, la que dura más de dos semanas, es la codeína. Sin embargo, estos fármacos están basados en el opio, una sustancia que podría conllevar en menores más riesgos que beneficios.

De esta forma, un posible fármaco basado en la teobromina podría ser la solución para plantarle cara a esta dolencia. Además, también es apto para los que no les guste el chocolate, pues es insípido. Eso sí, mientras, podemos ingerir cacao para calmar la tos, sucumbiendo así a un placer… ya no tan prohibido.

Vía | Europapress

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here