Código deontológico en publicidad

Me llegó este año, hace tiempo, un documento sobre el código deontológico en publicidad no sexista del Instituto Andaluz de la Mujer.

Según las medidas que propone, de las que algunas me parecen muy razonables, va ser que va a ser un imposible llevarlas a cabo, pues ni la sociedad masculina española está preparada para ello ni los publicistas van a perder pasta por unos frikis del igualitarismo sexual.

El Instito propone cinco principios y valores por los que deberá regirse la publicidad que son:

1. La integridad física y el derecho a la vida: no utilizando mensajes que inciten a la agresividad, a los malos tratos o a la violencia, en general.


Para muestra un botón. Yo pensé que esto no se hacía ya, ¡craso error! por mi parte.

2. La salud: no incitando al consumo que la ponga en peligro, como evitando aquella publicidad que pueda inducir a trastornos en la alimentación invitando a dietas peligrosas asociadas al éxito personal, profesional o social.


Si analizamos la primera parte ningún anuncio de colonias, desodorante, cervezas, bollería y comida preparada podría ser anunciado.

Si solo nos quedamos en la parte que incide específicamente en las dietas, deberían impedir al mismo tiempo, imágenes de moda, películas, cantantes, entrevistadoras, telediarios y programas de televisión donde la imagen que promocionan son mujeres con cuerpos de niña (sin curvas por la delagadez tan extrema) anorexicos.

3. La dignidad: evitando situaciones denigrantes y vejatorias.


Totalmente de acuerdo, ya está bien de que seamos las mujeres las únicas que padecemos de todos los males y de que se nos emplee como elemento publicitario

Pero no solo en la publicidad , también sería necesario un código deontológico en los programas televisivos. Y no creo que tenga que poner ejemplos.

4. La seguridad: no incitando a comportamientos que impliquen riesgos o peligros innecesarios.


En este punto donde se incide especialmente es en los hombres, es lamentable que para ser un machote haya que realizar ejercicios imposibles, aunque últimamente las mujeres van entrando en estos spots así como en películas y programas televisivos.

5. La igualdad: rechazando actitudes, comportamientos y situaciones discriminatorias o que incluyan mensajes sexistas.


Esto va a ser un imposible.Hay una serie de producto de uso exclusivo de los hombree y otros que, sin entender la razón, se lo han adjudicado como la cerveza, los coches y el vino.

Los publicistas aprendieron que la gallina de los huevos de oro, en cuestión masculina es mostrar el cuerpo de una mujer, o una insinuación sexual.

Sin embargo, hay que reconocer que han sido los primeros en incluir a los hombres en anuncios que se suponían eran productos exclusivos de la mujer, como electrodomésticos y productos para la limpieza de la ropa.

Algo que se les olvida a todos estos «progres» son los niños y su uso publicitario vejatorio, denigrante e innecesario. Los adultos, se supone, somos capaces de discernir lo bueno de lo malo.

Pero los niños no, estos son manipulados constantemente por lo publicista y no he visto ni una sola línea sobre ello. Muy triste y lamentable, algo por lo que me llevan los demonios.

 

mury, un beso

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here