-

La diabetes podría comenzar en el intestino

diabetes-intestino

Un nuevo estudio en ratones hace que se tambaleen las teorías que teníamos hasta ahora sobre la diabetes, ya que, proponen que el origen de la diabetes y de no poder controlar el azúcar en la sangre estaría en el intestino.

El descubrimiento podría ser muy interesante, ya que, hasta ahora, como la insulina se produce en el páncreas y, por otro lado, el azúcar se almacena en el hígado, la mayoría de los estudios estaban buscando en esos órganos para hallar una solución definitiva a la diabetes.

En este nuevo estudio, el equipo científico ha estudiado a ratones que no podían hacer la enzima que produce la síntesis de ácidos grasos en el intestino (a partir de ahora, FAS, que viene se sus siglas inglesas de “fatty acid synthase”).

Esta enzima es crucial en la producción de lípidos, y está regulada por la insulina, por supuesto, la gente con diabetes tiene deficiencia de la FAS.

Pues bien, los ratones con sin esta enzima presentaron inflamación crónica de la zona de la barriga y el intestino, lo cual es uno de los síntomas precoces de la diabetes.

El investigador principal del proyecto, Clay F. Semenkovich dijo que:

La diabetes debería comenzar en tu intestino […] Cuando la gente se vuelve resistente a la insulina, como ocurre cuando ganan peso, la FAS no funciona correctamente, lo cual causa la inflamación que, con el tiempo, puede llegar a producir diabetes

Por otro lado, cuando los ratones no podían sintetizar la FAS en su intestino esto es lo que ocurrió, según el primer autor del proyecto, Xiochao Wei:

Lo primero que vimos que realmente nos llamó la atención era que el ratón empezaba a perder peso […] tenían diarrea y otros síntomas gastrointestinales, y, si les explorabas de forma detenida la parte del vientre, se notaba una inflamación muy grande en la parte del intestino

En un principio, los investigadores pensaron que esto sería debido a una enfermedad producida por el cambio en la mezcla de bacterias y microbios que los ratones tienen de forma natural en su intestino, con lo cual, ayudaron a los ratones a digerir la comida y tener un aporte vitamínico correcto, pero se dieron cuenta que, aunque mejoraban, esta no era la raíz del problema.

De hecho, se dieron cuenta de que los ratones que no podían sintetizar la FAS habían perdido la mucosa protectora del intestino que separa las células de los microorganismos intestinales, dando lugar a una posible infección.

Dicho esto, y con las conclusiones del estudio (puedes leerlo más detalladamente aquí, en inglés) el inicio del fin de la diabetes puede que esté más cerca, o, al menos, comprender realmente qué produce la enfermedad, para así poder combatirla de forma efectiva.

 

Lo último...

¿Qué es una ingletadora y qué usos tiene?

Cada vez son más personas las que deciden dar el paso y ser ellos mismos los que realicen ciertas reformas en sus hogares. Claro...

¿Por qué son tan importantes unas alfombrillas en buen estado para garantizar la seguridad al volante?

Cuando hablamos de los elementos que se encargan de garantizar la seguridad de los vehículos, todo el mundo tendemos a centrarnos a ciertos elementos...

Claves para tener éxito a la hora del diseño de flyers

En la actualidad nos podemos encontrar muchas técnicas diferentes a la hora de hacer publicidad de nuestro negocio, pero una que perdura en el...

¿Qué debes hacer si te ataca un elefante?

Casi todo el mundo tenemos una concepción de los elefantes parecida. Creemos que son seres amigables y dóciles porque los hemos visto en multitud...

10 edificios de hielo que te dejarán helado

Cuando uno viaja, lo más habitual es alojarse en lugares cálidos y confortables, más aún en invierno donde el frío puede dejar tieso a...
Artículo anteriorEl camaleón más pequeño del mundo
Artículo siguienteDéjà vu