Monográfico, comedores de carne cruda, los inuits

Me comentó un amigo que había leido un libro sobre los inuits, «El país de las sombras largas» en el que estos comían el hígado de alguna de sus presas fermentado.

Era la primera vez que oía tal cosa y decidí buscarlo. Conocía la faceta de comer el hígado crudo, recién cazada la presa, pero no que hicieran algún tipo de maceración. Pues no lo he encontrado, a cambio me he tirado dos días aprendiendo sobre este grupo de seres humanos y he aprendido mucho.

Como la inmensa mayoría, sabía lo de los iglús de hielo, la caza de focas y ballenas, los trineos y sus canoas. Hasta he visto el documental de Nanuk el esquimal, y sin embargo no sabía apenas nada.

Después de este trabajo quiero ofrecéroslo también a vosotros para que disfruteís de los inuits como lo he hecho yo. Las fuentes de las que me he servido han sido muchas pero lo fundamental lo he sacado de tres páginas:

  1. bicentenariodelasamericas.org, que me ha enseñado muchas cosas que desconocía a la par de ofrecer unas imágenes de sus útiles.
  2. enciclopedia.us.es, donde viene mucha información útil, aunque solo enumerada, una pena.
  3. la wikipedia, que siempre me salva en mis busquedas.

He leido otras muchas páginas de las que sacaba algún dato individual o una imagén o alguna barbaridad que por supuesto no he recogido.

El trabajo es solo una mera pasada por la superficie, quedaran muchos datos en el teclado, de una cultura tan antigua y prolongada en el tiempo como es la esquimal, pero dará una imagén genérica sobre el modo de vivir de este grupo humano.

Los comedores de carne cruda, los inuits

 

La franja litoral a lo largo de todo el océano Glacial Ártico (desde Groenlandia a Siberia) era un aterrador desierto de hielo, pero los inuit lo convirtieron en su territorio. Ocupaban desde la tundra, desprovista de árboles y con temperaturas de 46º bajo cero en invierno, hasta las costas del Ártico, con hielos de hasta 2 m de profundidad. El clima ártico ha hecho imposible cualquier forma de agricultura y, prácticamente, el medio no produce plantas comestibles.

Estos son los territorios donde habitan los inuits, llamados por sus vecinos del sur esquimantsik o eskima,y que nosotros conocemos como esquimales. Ellos a si mismos se denominan  innuit o innok  cuyo significado es persona, habitante u hombre, pues se consideran como la raza humana por excelencia. De hecho desconocían la palabra “esquimal” que significa comedores de carne cruda.

Los inuit demostraron, al igual que otros grupos humanos que habitan zonas de climas extremos, que los seres humanos son las criaturas más adaptables de la Tierra. Establecieron un modo de vida basado en la caza de la foca, la morsa y la ballena a orillas del mar, y del caribú tierra adentro, y confeccionaron la vestimenta y las viviendas más eficaces contra el frío como son los célebres iglús, hechos de bloques de hielo apilados en espiral decreciente hacia arriba

Para reconstruir la vida de los primitivos esquimales se han empleado, entre otras, las relaciones establecidas con los primeros exploradores europeos, la tradición, los datos históricos de origen escandinavo y los modernos descubrimientos arqueológicos

A pesar del enorme espacio en que se halla distribuida esta cultura, entre las costas del Oceáno y el Atlántico Boreal, diferían poco en sus costumbres y sus idiomas, polisintéticos como las lenguas americanas, ofreciendo en todas partes las mismas radicales y la misma formación.

La lengua esquimal y sus dialectos pertenecen a un mismo tronco lingüístico. Los dialectos esquimales están tan estrechamente relacionados, que un groenlandés puede entenderse con un esquimal de Alaska sin ninguna dificultad.

La invasión de los blancos, las guerras con los indios y la disminución de la pesca, trajo la decadencia a esta civilización, que, a finales del siglo XIX disminuyó considerablemente en relación a los siglos anteriores, época en la que dominaban sin competencia en aquellas frías regiones y que dependiendo solo de si mismos, construían embarcaciones, armas, instrumentos de pesca, etc.

Continuará…

mury, un beso

 

.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here