Por qué solo son expulsados los indigandos catalanes

¿Por  qué son los indignados de Cataluña a los únicos que expulsan de las calles?

¿Por qué solo en Cataluña el ministro del interior parece que no pinta nada en lo relativo a los indignados?

¿Tendrá algo que ver las competencias entregadas por el gobierno de España a Cataluña?

¿O tendrá que ver que la actitud de estos indignados es más española que nacionalista catalanista?

Son preguntas para las que no tengo respuesta, pero si os puedo presentar un extracto de un artículo de Carod Rovira y su opinión sobre los indignados publicado en la Razón.

Luego cada uno que una las líneas si las encuentra o se quede como yo ¿?….

Han plantado aquí sus tiendas, han pintado sus pancartas mayoritariamente en castellano y se han expresado públicamente en este idioma, eso sí, ‘para que nos entendamos todos’, ‘para no hacer divisiones entre nosotros’ y ‘para no dejar entrar el nacionalismo en la acampada. Lógicamente, lo que ellos entienden por nacionalismo, es decir, el catalán.

El suyo, el español, el ‘normal’, sobre éste no hay que hacer ningún debate para que entre, porque ya está dentro, perfectamente instalado, desde el comienzo.Tienen todo el derecho del mundo a indignarse. Pero si quieren hacerlo, como españoles, lo mejor es que no se equivoquen en el mapa y se manifiesten, se indignen, se meen, pinten, abronquen e insulten allí donde les corresponde: en su país.Al fin y al cabo, tampoco está tan lejos y está bien comunicado.

Este internacionalismo progre, que va de apátrida, de anacional, de cosmopolita, cuando se expresa en el marco de una nación no normalizada políticamente, no hace nada más que el juego al nacionalismo dominante: el español.

Basta, pues, de complicidades ingenuas y de hacer el bobo con esta indignación de pacotilla. Ya toca bastante los huevos que alguien ocupe el centro simbólico del país, como para que, además, tengamos que soportar con normalidad insultos como lo que hemos podido ver y leer estos días.

Han utilizado los jardines públicos como urinario, han pintado el monumento al Presidente Macià y han dado una imagen del país marginal, chabacana y basta, el ataque y el insulto a los diputados ha sido la guinda del pastel.

¿Qué credibilidad tiene la indignación de una gente, la mitad de los cuales está contra el derecho de autodeterminación?, ¿Cómo hay que entender que Falange Española se haya adherido formalmente a las concentraciones?, ¿Es cierto, cómo se apunta en algunos ámbitos, que entre los indignados, desde el principio, al lado de mucha gente joven y de buena fe, hay algunos infiltrados que son agentes del CNI y que tienen como objetivo dar internacionalmente la imagen negativa al mundo que se está dando de Cataluña?,  ¿Cómo se entiende las muestra de rechazo a las banderas catalanas “esteladas” y al uso del catalán (en Ca-ta-lu-ña) que se han producido en el centro neurálgico de la capital catalana?

¿Qué coño de indignación es ésta?



Fuente: Premio al gilipoyas de la semana en soyplastic

mury, un beso

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here