Terrorífico regalo de bodas (II)

«El Nastagio de Onesti» es un trabajo que consta de cuatro maderas pintadas al  oleo. Encargado a Botticelli como regalo de boda para una pareja recien casada

En la primera vimos como Nastagio, apesadumbrado tiene una visión en el bosque.

Segunda escena. Nastagio se solidariza con el fantasma de Guido de Anastagi



La historia del caballero Guido de Anastagi, figura espectral, que sobre caballo blanco y espada en mano persigue a la joven, desciende del corcel y relata a Nastagio su historia, cuenta que amó a una hermosa joven cuyo desdén lo condujo a tal melancolía que se suicidó, por ello está condenado a perseguir a la doncella, castigada, también, por la crueldad de su rechazo. Deberá darle alcance con los mastines, atravesarla con el estoque, con el que se quitó la vida, y una vez derribada, abrir su espalda y extraerle el “duro y frio corazón”, que junto al resto de las vísceras será dado a las fieras.
El joven Nastagio, una vez conocida la historia se niega a intervenir, comparte a través de este caballero la venganza, en esta desvalida y aterrorizada mujer, símbolo de aquella joven que le rechazo hiriendo su orgullo de hombre enamorado. Ve como le sacan el corazón traidor y se lo dan a comer a los perros, que mayor símbolo de desprecio puede hacerse hacia un ser humano .

Nos  dice Anamaría Hurtado, psicoterapeuta, en Venezuela al respecto:»Me detengo en un detalle genial del maestro, el corazón es sacado por la espalda, este hecho no sólo hace mención al ataque artero, sino a la imagen sublime, no por ello menos monstruosa, de este corazón  arrebatado en su reverso, el corazón odiado, rechazante y rechazado…Botticelli nos muestra un detalle plástico que otorga una reiteración especular…la fisura de cielo que se asoma entre las copas de los pinos,…se convierte en un recurso que reitera en la faz de la naturaleza lo que sucede en el cuerpo inerme. Ambas, naturaleza y cuerpo desnudo, se igualan en el desgarramiento.»

Y la historia vuelve a repetirse, como nos muestra en el fondo de la obra Botticelli, una vez  más la mujer se pone en píe y vuelve a ser eternamente perseguida por el caballero en un circulo sin fin de venganza masculina frente a  la voluntad femenina.

Si quieres ver la tercera entrega pincha aquí.

muri, un beso

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here