¿Cómo se producen las agujetas?

Nuestro lector Hat nos proponía hace algunas semanas mediante el formulario que tenemos dispuesto en la columna derecha para hacernos llegar todas vuestras inquietudes o curiosidades, la explicación de cómo se produce las agujetas, más concretamente nos exponía si era debido a la falta de oxígeno de nuestra musculatura o por el ácido láctico que se producía tras un esfuerzo considerable.

Aunque no somos doctores en la materia ni expertos en salud deportiva, es verdad que cuando personalmente asistía al gimnasio se oían bastantes posibles explicaciones, dentro de la cual, la ya antigua teoría de la aparición de ácido láctico en exceso y la posibilidad de no eliminación del mismo por los tejidos.

Pero lo que sí pude hablar con un entendio en la materia y que buscando por la red de redes he encontrado que sería la respuesta más acertada y quizás, la que más científicos apoyan.

Cuando una persona o animal – sí, las agujetas se pueden crear tanto en animales o personas, así como la atrofia de la musculatura por inactividad deportiva – realizan un esfuerzo considerable y su cuerpo no está acostumbrado o preparado para el grado de dificultad, los tejidos de la musculatura tanto en animales como en personas tienden a inflamarse o en todo caso, vemos como nuestra musculatura tiende a crecer tras un buena sesión de deporte. El mejor ejemplo para ello es cuando practicamos en el gimnasio con pesas.

Pero esta inflamación es debida a microrroturas en fibras musculares, para una posterior aparición de nuevas fibras más resistentes y gruesas que las anteriores. De esta menra, nuestra musculatura se hace mucho más fuerte y dependiendo del grado de peso (siempre ponemos el caso de las pesas) nuestro músculo se atrofiará y exteriormente lo observaremos mucho más grande, aunque claro, todo ello debe ir acompañado de una buena alimentación de la musculatura, aunque para ello es mejor dirigirse a personal especializado y que nos cordine tanto el gasto energético con la ingesta de alimentos beneficiosos.

También es recomendable realizar calentamientos antes de comenzar cualquier rutina deportiva, ya que aunque es posible que solamente nos quedemos en la fase de agujetas, sino que también pueden aparecer graves lesiones que nos tendrán inactivos durante un largo periodo. También es recomendable, eso dependiendo de la disciplina que practiquemos, realizar estiramientos musculares si no queremos ver como la movilidad de nuestras articulaciones se ven mermadas y reducidas, teniendo un grado de movilidad bastante más limitado de lo habitual.

Imágenes: 4pipas | Para Saber | QuiroAlcala

2 Comentarios

  1. He visto tu post, bien intencionado, pero la información es algo confusa en lo que concierne a la causa, y errónea en el tratamiento. Las investigaciones han demostrado que los estiramientos, la crioterapia, los masajes y en general casi ningún tratamiento tiene efecto marcado sobre las agujetas, una vez que hacen acto de presencia. Tan sólo tienen efecto importante los anti-inflamatorios, pero es paliativo. Se recomienda, eso sí, realizar la misma actividad con la que surgieron, pero más suave, esto tiende a acelerar su recuperación. Los profesionales de la Educación Física promovemos una iniciación progresiva al esfuerzo para minimizar la aparición de agujetas, y luego evitar el abandono de la actividad física. Las agujetas se evitan muy difícilmente si no se está entrenado y no hay tratamiento para quitarlas.

    Web recomendada:
    http://ocw.um.es/gat/contenidos/palopez/contenidos/agujetas.html (Contenidos de Actividad Física para la Salud, en los recursos on-line de Open Curseware de la Universidad de Murcia)

    En mi blog cuerposapiens.com, mi próximo post será precisamente de las agujetas, os invito a consultarlo.

    Atentamente
    Francisco Canales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here