Cristalografía, lo que se viene en la ciencia

Cristalografía

Durante los últimos años, hemos sido testigos privilegiados de los avances de la ciencia en distintas direcciones, y una de ellas tiene que ver directamente con que la cristalografía viene a instalarse entre todos los seres humanos. De hecho, lo curioso es que se está haciendo famosa justo cuando estamos por celebrar un siglo desde que se utilizó por primera vez.

Para que te des una idea, tienes que considerar que la ONU proclamó el 2014 como el “Año Internacional de la Cristalografía”, y por eso las esperanzas en los desarrollos relacionados con este tipo de estudios son altísimas. Ya lo destacó en su momento el Premio Nobel de Química, Max Perutz, quien de alguna forma supeditó el futuro del mundo a los avances que existan en este campo.

“La cristalografía muestra por qué la sangre es roja y el césped verde, por qué el diamante es duro y la cera blanda, por qué el grafito escribe sobre el papel y por qué la seda es fuerte”, explicó en su momento el científico, en referencia al descubrimiento que patentaron finalmente Rosalind Franklin y Maurice Wilkins, quienes dieron con esta posibilidad al utilizar una difracción de rayos X a partir de la famosa “foto 51”.

La historia antigua

De todos modos, la historia de la cristalografía es mucho anterior, ya que los historiadores coinciden en que el físico alemán Max von Laue fue el pionero en esta materia, y de hecho no es casual que incluso en 1914, ganara el Premio Nobel por sus descubrimientos al respecto, los mismos que luego terminaron de definir sus continuadores, William y Laurence Bragg.

Por este último motivo, es que los Braggs, padre e hijo respectivamente, son considerados como los fundadores de la cristalografía de rayos X. Ahora, se espera que los avances en este campo den nuevas pistas sobre el mundo actual, y por qué no, sobre la historia y conformación del mismo.

Guardar

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here