El crucigrama cumple 100 años

Crucigramas

Un domingo 21 de diciembre de 1913, el diario New York World cambiaría, casi sin querer, la historia de los periódicos y del entretenimiento del hombre. Es que en esa jornada fría como cualquier otra de invierno en los Estados Unidos, se publicó el primer crucigrama del mundo, llamado entonces “puzzle de palabras cruzadas”.

El producto de entretenimiento, obra del periodista Arthur Wynne, nacido en Liverpool y que desde hacía tiempo trabajaba en el país, pronto se transformó en una de las cuestiones más comentadas en las tertulias sociales a lo largo de esa semana. Todo gracias a la frase que transformó el mundo: “llene los pequeños cuadrados con palabras que se adecúen a las siguientes definiciones”.

Hay que destacar que, si bien a finales del siglo XIX ya existían algunos productos parecidos a los crucigramas actuales en periódicos europeos, ninguno de ellos terminó de dar la vuelta de rosca como para asemejarse por completo al crucigrama de Wynne, y por eso es su nombre, y no el de nadie más, el que ha quedado en la historia.

Con el paso del tiempo, los registros además dicen que, en 1924, fueron Richard Simon y Lincoln Schuster los que editaron el primer cuaderno exclusivamente con crucigramas, a partir de un hecho curioso. La tía del primero le preguntó si sabía de la existencia de alguna publicación así, ya que una amiga suya era fanática y quería regalárselo. Como no existía, estos dos emprendedores decidieron desarrollarlo ellos mismos.

El éxito de los crucigramas era tal, que en poco tiempo esta simple producción derivó en el establecimiento de la edición de libros Simon & Schuster, de las más grande de la época. Con el correr del tiempo, comenzaron a desarrollar además autodefinidos, crucigramas blancos y otras variantes de las que hoy podemos ver en los periódicos de todo el mundo.

Guardar

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here