Los trucos de Spiderman, parte de la realidad

Spiderman

Si consideramos las escenas más importantes de la última trilogía de Spiderman, y más particularmente de la segunda película de la zaga, seguramente muchos vamos a detenernos en el instante en el que este maravilloso superhéroe detiene, mediante el uso de sus telarañas, un tren que se dirigía al vacío, salvando la vida de cientos de personas.

Sin embargo, los más meticulosos no dudaron en observar en ese momento que la película, ubicable claro dentro del término de la ciencia ficción, había superado todos los límites con esa escena, que a las claras no podía ser real. Lo que ellos no sabían, es que un reciente estudio ha demostrado que esta situación, en caso de darse en la vida real, sucedería exactamente de la misma forma.

Para decirlo de modo concreto, un grupo de expertos en física de la Universidad de Leicester en Reino Unido, han realizado una investigación de forma reciente, en la que se encargaron de estudiar, sobre todo, las propiedades del material del que están formadas estas fibras animales, las telarañas, hasta deducir que las mismas podrían tener la fortaleza como para detener un tren que se encuentra en movimiento.

Tras tres meses de distintos estudios, estos expertos, han llegado a la conclusión de que la misma cantidad de telaraña que se observa en la película, bien podría detener el tren, sin dejar de pensar tampoco en que se trate de una máquina de cuatro vagones, por lo que estaríamos en presencia de una exactamente igual a las que se pueden encontrar circulando por la ciudad de Nueva York en la actualidad.

Para que el tren se detenga, y aunque es evidente que Spiderman no se tomará el tiempo de explicarlo, es necesario además que el superhéroe haya realizado una presión de 300.000 newtons, dado que la rigidez de la tela sería de 3,12 gigapascales, dentro de los límites que siempre se consideran para este tipo de casos.

Guardar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here